• caenes

Realización de la irrigación del oído

  1. Explicar el procedimiento de la irrigación a la persona a la que se le va a realizar la maniobra de extracción e invitarlo a que se siente.
  2. Colocar un recipiente debajo del oído a tratar para recoger el sobrante de la irrigación, mezcla de cerumen y agua, y colocarle una toalla o bata sobre el hombro para evitar que se manche. Proporcionarle además una toalla pequeña, o papel secante, para que se pueda secar si lo necesita en cualquier momento.
  3. Visualizar el canal auditivo, de forma que pueda orientar el flujo de agua cuando utilice el Lantitaps, aunque la visualización directa no es imprescindible para una irrigación segura y efectiva.
  4. Tirar con delicadeza del pabellón auricular del paciente hacia arriba y atrás en adultos o abajo y atrás en niños, para alinear las curvaturas del canal auditivo, facilitando así la entrada del agua irrigada y la salida del sobrante. Se recomienda ayudarse del primer y segundo dedos de la mano opuesta al oído a irrigar, es decir, si hay que irrigar el oído izquierdo del paciente ayúdese de su mano derecha para tirar, y viceversa.
  5. Coger el Lantitaps con la otra mano e introducir su punta, el espéculo intercambiable, no más allá del tercio externo del canal auditivo (< 8 mm generalmente).
  6. Se recomienda apoyar la parte anterior del Lantitaps sobre el tercer dedo de la misma mano que tira del pabellón, para que haga de tope y así evitar que el dispositivo se introduzca en exceso en el canal auditivo con la irrigación.
  7. Apuntar el especulo a la zona de contacto del cerumen en el cuadrante posterosuperior del canal auditivo, asegurando de este modo que el flujo de agua no impactará directamente contra la membrana timpánica minimizando el riesgo de su rotura.
  8. Mantener en posición fija el Lantitaps y apretar el gatillo para accionar la salida de agua (Figura 6). El gatillo se puede dejar presionado hasta el completo vaciado del depósito del Lantitaps o interrumpir la presión en el mismo para detener la salida del agua. Con ello se evitará más flujo al canal auditivo en el caso que se considere oportuno, como corregir su dirección, etc.
  9. Ante cualquier molestia del paciente durante la irrigación hay que interrumpir inmediatamente la irrigación.
  10. Después de cada irrigación visualizar el canal auditivo para comprobar el estado del mismo y ver si es necesaria una nueva irrigación con el Lantitaps.

Pectus Up

El Pectus Excavatum es: Una deformidad congénita de la caja torácica que se caracteriza porque el tórax coge una forma có...+info

Desarrollo de productos

La compañía dispone de la capacidad tecnológica para innovar y desarrollar nuevos dispositivos médicos en distintas especialid...+info

Lantitaps

Ventura Medical Technologies ha desarrollado un nuevo dispositivo que permite la extracción de los tapones de cerumen del oído t...+info